La Xunta promueve la campaña 'Teletraballa con prevención' para sensibilizar sobre buenos hábitos en esta modalidad laboral


  • La gerente del Instituto de Seguridad y Salud Laboral de Galicia (Issga), María Adela Quinzá-Torroja, presentó hoy en Santiago la iniciativa de la Xunta para prevenir los riesgos laborales en el teletrabajo
  • El Issga distribuirá material divulgativo, principalmente en formato digital, para concienciar acerca de la necesidad de adaptar los espacios de trabajo en el hogar y conseguir buenos hábitos que eviten el excesivo aislamiento y la ausencia de actividad física
  • Quinzá-Torroja alertó sobre el problema que supone la existencia de límites difusos entre trabajo remunerado y vida privada

Santiago de Compostela, 10 de febreiro de 2021. La gerente del Instituto de Seguridad y Salud Laboral de Galicia (Issga), María Adela Quinzá-Torroja presentó hoy en Santiago de Compostela la nueva campaña de la Xunta Teletraballa con prevención, que busca sensibilizar acerca de las prácticas preventivas y sobre buenos hábitos en el desarrollo de esta modalidad de trabajo, en auge desde la irrupción de la pandemia.

“En el tiempo de la pandemia el teletrabajo se aceleró de repente, siendo en determinados momentos la modalidad preferente”, afirmó la gerente del Issga, para quien esta medida organizativa sirvió -y sirve- de muro “de salud frente a la transmisión del virus” al permitir continuar la actividad y, al mismo tiempo, reducir la movilidad y evitar la confluencia de personas en un mismo centro de trabajo.

Para Quinzá-Torroja, “en estos momentos debe conseguirse un adecuado equilibrio en la garantía de la prestación del servicio o atención a la clientela de manera presencial y el trabajo a distancia, que, sin duda, es una de las características del trabajo del futuro inmediato”.

El trabajo a distancia lleva parejos importantes beneficios como la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, la reducción y ahorro de costes, el aumento de la productividad y racionalización de horarios, la atracción y retención del talento o la reducción del absentismo. Pero, con todo, tal y como remarcó Quinzá-Torroja, “puede afectarle a la salud musculoesquelética o mental debido a los largos períodos de trabajo con pantallas de visualización, el aislamiento, una mayor inactividad física, los límites difusos entre trabajo remunerado y vida privada o el estrés”.

Por este motivo, la Xunta está promoviendo buenas prácticas por medio de la campaña Teletraballa con prevención, con especial atención a la formación específica en este nuevo ámbito de riesgos laborales y mediante la sensibilización de trabajadoras y trabajadores y de organizaciones para conseguir rutinas más seguras.

El Issga, en su condición de órgano encargado de la ejecución y coordinación de las políticas de prevención de riesgos laborales diseñadas en consenso con los interlocutores sociales, está facilitando las recomendaciones y las medidas preventivas para que el teletrabajo se desarrolle en las mejores condiciones. Para eso está elaborando documentación técnica y a difundir material en formato digital para llegar a la población trabajadora por cuenta propia y ajena.

Entorno idóneo y relaciones laborales

Entre otras cuestiones, los materiales abordan la necesidad de crear un entorno idóneo de trabajo en la casa, que esté aislada para facilitar la concentración; con espacio e iluminación preferentemente natural; con el espacio ordenado y las condiciones de temperatura, humedad y ventilación idóneas.

La ergonomía del puesto de trabajo debe trasladarse al hogar. En este sentido, desde el Issga pautan buenas prácticas posturales para evitar males mayores: pies apoyados, espaldas rectas y con soporte lumbar, cuello sin flexionar y distancias idóneas. Puede conseguirse todo esto con sillas regulables en altura o disponiendo los equipos informáticos a la altura óptima. Para evitar la fatiga visual, los técnicos sugieren además que se eviten los reflejos en el monitor y realizar pausas cortas y frecuentes.

Para evitar el sedentarismo, se proponen realizar pausas activas, estiramientos en la casa, cambios de postura y adoptar el hábito de hacer más tareas de pie. Y contra el aislamiento, el más lo más conveniente es mantener el contacto con los compañeros por medios telefónicos o telemáticos.

Para evitar el estrés en el teletrabajo, el personal técnico del Issga aconseja adoptar rutinas que favorezcan el bienestar mental. Buenas prácticas como organizar el trabajo y estar alerta ante largas jornadas laborales, la intensidad o flexibilidad de las tareas y marcar los límites entre vida laboral y vida personal ayudarán a este objetivo.

El material de la campaña se pone a disposición de las personas interesadas desde hoy en la página web del Issga (issga.xunta.gal) donde se puede acceder también a un vídeo explicativo de los buenos hábitos para el desempeño del teletrabajo en condiciones de prevención y sin riesgos innecesarios para la salud.